Elegir ser enterrado o incinerado puede ser una de las decisiones más difíciles de nuestra vida, y no es para menos, para muchos clientes de Funeraria Serfunova, son varios  los factores que influyen en dicha elección, desde el coste por el servicio solicitado, las preferencias familiares e incluso la religión.

Por todo ello, ofrecemos un servicio de asesoramiento personalizado adaptado a las necesidades de cada cliente.

¿Qué elegir y por qué?

Antes de dar esta respuesta será necesario conocer un poco de cada proceso:

  • Cremación

Este método se ha convertido en uno de los más populares en los últimos años.

Este proceso es similar al que estamos acostumbrados, la familia puede realizar los actos fúnebres, ya sean rezos y demás. Antes de llevar a cabo la cremación deben transcurrir al menos 24 horas.

Luego de la cremación se pueden colocar las cenizas en un jardín cementerio, mantenerlas en el hogar, en un mausoleo, o incluso esparcirlas en algún lugar, de hecho esta última opción suele ser la más elegida.

  • Inhumacion

Un entierro, inhumación, exequias o sepelio hacen referencia al conjunto de ceremonias y actos que, tras el fallecimiento de una persona, acompañan al proceso de enterrar, transportar, dar sepultura en el nicho, capilla, etc. La principal diferencia con la cremación es que el servicio de inhumación va requerir de lápida para finalizar el servicio, por lo que esto supone un incremento del funeral.

¿Cuál elegir?

La cremación tiene todas las de ganar, ya que ha día de hoy se va perdiendo la tradición de subir al cementerio.

Sin embargo muchos prefieren el funeral o entierro ya que siempre quieren tener un lugar donde poder visitar a su ser querido.

Pero, ¿Cuál elegir? La decisión está en tus manos.