¿Existe una multa por esparcir cenizas? Qué dice la legislación española

Hoy en día es muy común optar por la incineración de nuestros familiares difuntos. Esto implica la reducción a cenizas del cuerpo a través del proceso de cremación. Pero ¿y una vez que nos entregan las cenizas? ¿Existe una multa por esparcir las cenizas de un ser querido? ¿Qué dice la legislación española?

Todos hemos visto alguna vez, aunque sea en películas, aquella reunión familiar alrededor de una urna para tirar las cenizas al mar o en la naturaleza, pero ¿sabemos realmente si está permitido?

Los abogados y expertos en materia explican que la normativa autonómica que regula el ámbito de la sanidad mortuoria establece las exigencias legales sólo hasta el momento de la entrega de las cenizas.

El problema es que estas exigencias sanitarias dan pie a la interpretación personal de cada persona. No hay una normativa única estatal ni homogénea que englobe esta problemática y son las normas autonómicas e, incluso, las propias ordenanzas municipales de medio ambiente o de cementerios, quienes legislan sobre el tema.

¿Contaminan las cenizas humanas?

Las cenizas son un material inerte compuesto por celulosa, sales de calcio y potasio, taninos, fosfatos y carbonatos, entre otros elementos. Las cenizas funerarias pueden ser utilizados como fertilizante al igual que ocurre con la madera.

¿Es legal tirar cenizas en el mar?

El vacío legal existente en la normativa sobre el esparcimiento de cenizas ha dado vía libre a que muchas personas decidieran lanzarlas al mar alegando que no se considera vía pública.

Como ya hemos comentado, dependiendo de en qué comunidad autónoma estemos nos encontraremos con unas normas u otras. Es por ello que se recomienda a los familiares de los fallecidos que consulten la normativa de cada comunidad ya que puede haber multas de hasta 750€ por verter residuos no autorizados al mar, lo que es considerado delito contra el medio ambiente.

Soltar las cenizas en el monte o un espacio natural

Ya es un hecho que las últimas voluntades de nuestros seres queridos son órdenes para nosotros. Como muchos de ellos optan por la incineración y su posterior esparcimiento de cenizas en algún lugar idílico, cada vez es más común que las opciones más solicitadas y utilizadas por los familiares de los difuntos sean los espacios verdes y naturales como pueden ser los parques, bosques, montañas…

Cada vez más Ayuntamientos habilitan terrenos y espacios para la deposición de las cenizas de los difuntos. Como norma general suelen ser jardines reservados para las incineraciones. Dentro se pueden enterrar las urnas biodegradables o bien esparcir las cenizas por sus praderas.

En cuanto a los bosques, el procedimiento suele ser el de enterrar las urnas biodegradables que portan una semilla con la que a la vez estamos plantando un árbol. Estos árboles sirven como un símbolo para toda la familia y los familiares pueden poner una placa en recuerdo de la persona fallecida.

Se ha de destacar que no todos los jardines y bosques son aptos para este tipo de prácticas. Han de ser los específicamente destinados para estas acciones.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies